¿Tienes Alguna Pregunta?utimautlan@gmail.com

CIMTRA – Indicador 39

39. El gobierno municipal tiene a la vista de toda persona en formato abierto, accesible y electrónico información sobre si se señala en algún Reglamento Municipal o la Ley Estatal sobre el Municipio que las sesiones de Cabildo sean públicas (con acceso para el ciudadano) y abiertas (que el ciudadano pueda participar bajo un reglamento).


 

El reglamento Interior del Municipio de Autlán de Navarro, Jalisco, Titutlo Quinto, Capítulo I, Peridiocidad y Forma de Sesiones, Articulos  72, 73 y 74 se fundamentan las Sesiones Ordinarias, Extraordinarias y Solemnes, así como que sean publicas, abiertas o reservadas. Consultar aquí: REGLAMENTO INTERIOR DEL MUNICIPIO DE AUTLAN DE NAVARRO, JALISCO

Artículo 72. Las sesiones que celebra el Ayuntamiento se clasifican por su carácter: ordinarias, extraordinarias o solemnes; y por su tipo: Públicas, reservadas y abiertas.

I. Son sesiones ordinarias, por regla general, todas las sesiones del Ayuntamiento en las que éste se ocupa del análisis, discusión y resolución de los asuntos turnados a las comisiones edilicias, así como de cualquier otro asunto sometido a su consideración y que sea competencia del Ayuntamiento.

II. Son sesiones extraordinarias las que se celebran para tratar asuntos urgentes relacionados con la atención de servicios públicos indispensables para la población y aquellas que se efectúan para designar al Presidente Municipal interino o sustituto, en los casos previstos en la Ley estatal y el presente ordenamiento, así como las que, por la importancia del asunto que se trate, tengan ese carácter a criterio del Presidente Municipal;

III. Son sesiones solemnes las que se celebran para la conmemoración de aniversarios históricos y para la realización de aquellos actos o ceremonias análogas en importancia, cuando así lo determine el Ayuntamiento; y aquéllas en que concurran representantes de los Poderes de la Federación o del Estado, personalidades distinguidas de los Estados de la República u otros países. Así mismo, serán siempre solemnes las sesiones en que rindan la protesta de ley los integrantes del Ayuntamiento entrante, y en la que el Presidente Municipal rinda, ante el Ayuntamiento, el informe del estado que guarda la administración pública municipal y sólo podrán tratarse los asuntos que hayan sido incluidos previamente en el orden del día e intervenir los oradores que hayan sido designados en sesión previa; y En las sesiones solemnes los miembros del Ayuntamiento deberán guardar el respeto y la solemnidad requerida para la adecuada celebración de estas sesiones.

Artículo 73. Las sesiones del Ayuntamiento son públicas, salvo aquellas que, por causas justificadas, y previo acuerdo del Ayuntamiento, se celebren sin permitir el acceso al público ni a los servidores públicos municipales, con excepción del Secretario General del

Ayuntamiento y el personal que éste designe para el correcto desarrollo y respaldo de las sesiones.

Son sesiones con carácter de reservadas las que versen sobre asuntos de seguridad pública, cuando exista algún riesgo inminente que ponga en peligro la gobernabilidad o la tranquilidad de la población, cuando por la naturaleza del asunto tenga que ver con cuestiones internas del Ayuntamiento, o cuando así lo decida éste o el Presidente

Municipal. A las sesiones reservadas para tratar asuntos relativos a la responsabilidad de los servidores públicos, estos tendrán el derecho de asistir para alegar lo que a sus intereses convenga, pudiendo permanecer por el resto de la sesión, si el cabildo se lo requiere. También el Ayuntamiento otorgará la garantía de audiencia y defensa a la que se refiere el artículo 14 de nuestra Carta Magna, en el pleno o en la comisión que se designe para el efecto.

Las sesiones son abiertas cuando haya participación de los ciudadanos. Los ciudadanos que deseen participar en la sesión deberán limitarse a tiempos y formas que defina el Secretario General del Ayuntamiento, quienes  deberán registrar ante él, su intención de participar en la sesión con seis días hábiles anteriores a que tenga verificativo la sesión. En la sesión los ciudadanos tendrán voz para exponer temas de interés general, presentar análisis y complementar información con respecto al tema agendado en la sesión. Los tiempos y formas de participación deben ser iguales para todos los ciudadanos.